miércoles, 19 de agosto de 2015

La danza de los Wáay




El Wáay k'éek'en, fotografía tomada del muro de Facebook de José Ic Xec.

A José Natividad Ic Xec, wáay actor de teatro.

Hoy el terrible Wáay k'éek'en
que en la lengua extraña de esta tierra
es el chamán cabeza de cochino,
danzó de nuevo
la danza eterna de los wáayes yucatecos.
Danzó
al compás de los arpegios
de las noches unánimes de los pueblos,
de esos pueblos callados
que dan la bienvenida al caminante
con sus entradas como sombrillas de flamboyanes,
de esos pueblos yucatecos
cargados con todos los presagios
en sus cuatro cabos donde las cruces
de los báalam kaaj guardianes
cuidan a los pueblerinos de las acechanzas
de los malos vientos del monte.
En el centro de esta Villa polvosa,
en la plazuela rodeada
de los fantasmas de los almendrones,
con su iglesia dieciochesca
y su mustio palacio municipal,
la conjura de los wáayes
comienza a las doce de la noche
mientras los viejos ven sus últimas estrellas
y los amantes se desgarran de deseo.
En el centro de esta Villa polvosa,
lugar donde la nada sucede,
la conjura de los wáayes

comienza a las doce de la noche.

1 comentario: